Estamos preocupados por el calentamiento global pero… ¿hacemos algo por evitarlo?

Estamos preocupados por el calentamiento global pero… ¿hacemos algo por evitarlo?

Estamos preocupados, bastante preocupados. El 88% de los españoles [1] considera una amenaza seria el calentamiento global. Eso nos coloca por encima de la media de países y por encima de nuestros pares europeos.

Esta preocupación no es una nueva realidad: durante la primera mitad del siglo XX empiezan a aparecer los primeros mimbres del movimiento ecologista (Rachel Carson, T. Roosevelt, J. Muir, Sterling Yard…) que se irán tejiendo durante la segunda década del siglo, a la luz de las explosiones en Bikini y al calor de los reactores de Three Mile Island y de Chernobil.

La normalización del ecologismo llega en el siglo XXI cuando los agujeros en la capa de Ozono, la Encefalopatía espongiforme bovina, Fukushima o el Prestige se instalan en las cabeceras de los diarios. Mientras escribo esta entrada del blog, los titulares están dedicados a la Panga… la semana que viene tendremos uno nuevo. Desarrollo sostenible y CO2 footprint está en todos los programas políticos y planes de Responsabilidad Social Corporativa.

Sin embargo, la capacidad de movilización individual (el “go to action”) no se ha movido en una década [2]:

No nos movilizamos y, además, somos escépticos en cuanto a nuestra capacidad para evitar el calentamiento global: el 67% pensamos que en 10 años no van a haber mejoras…

La OMS calcula que unas 7.000 personas mueren cada año a causa de la contaminación atmosférica, aunque se le pueden adjudicar unas 30.000 muertes prematuras. Pero nada convence lo suficiente como para hacer algo por evitarlo. Las esporádicas medidas de control de la polución que se toman en algunas grandes ciudades como Madrid o Barcelona –hay honrosas excepciones en ciudades más pequeñas– suscitan disgusto e incomprensión.

Vamos a sumar los ingredientes de la ecuación:

Los individuos estamos preocupados + no hacemos nada para solucionarlo = espacio para la legislación / actuación desde las Instituciones.

Soluciones para el calentamiento global

Muchas voces empiezan a manifestarse en este sentido: para cambiar la situación hay que tomar decisiones políticas, interviniendo en la comunidad. Como ocurrió con el tabaco. Sin embargo, el modelo de Desarrollo Sostenible contempla tres pilares:

La intervención legislativa va a generar medidas soportables, lo cual generará el espacio de interés económico para que los operadores privados empiecen a construir un modelo realmente sostenible. Os enumero algunos ejemplos de ideas de negocio que ya empiezan a apuntarse, que tendrán un desarrollo en breve y supondrán posibles soluciones para el calentamiento global:

  • Transporte no contaminante: gran desarrollo del transporte eléctrico, que recibirá apoyo administrativo a través de impuestos, subvenciones, restricciones y el impulso del trasporte público no contaminante.
  • Tráfico: ligado al punto anterior encontramos empresas privadas que utilizan móviles y sensores para proporcionar análisis en torno a los desplazamientos y la congestión.
  • Estacionamiento: se trabaja mejorando la eficiencia con la que estacionamos nuestros vehículos, haciendo todo lo posible desde la reserva (ParkWhiz), parking analytics (Parkifi) y medición inteligente (MeterFeeder).
  • Planificación urbana impulsada por datos: estas empresas están proporcionando acceso a nuevos datos hiperlocales sobre nuestras ciudades y ayudando a los planificadores a entender mejor las necesidades del vecindario.
  • Sensores Ambientales: empresas que están desarrollando hardware para entender mejor nuestro entorno urbano, desde datos meteorológicos, contaminación, sonido ambiental.
  • Car Sharing: muy en línea con tendencias globales de “Disfrute vs. Posesión”. Evolucionarán desde un modelo muy cercano al tradicional alquiler de coches, creciendo desde los 1.000 millones de USD (2013) a los 6.200 en 2020. A la sombra de este crecimiento se producirán cambios en la forma en la que los fabricantes comercializan sus modelos. Y cuando hablamos de car sharing, no debemos de olvidar los precursores, las bicicletas, ya hay empresas desarrollando programas inteligentes para compartir bicicletas (Zagster, Mobike, Ofo)
  • El coche autónomo: en la búsqueda de la eficacia y conectando con las ideas anteriores. Fabricantes tradicionales, nuevos fabricantes (Tesla) y operadores tecnológicos (de Google a Apple) están tratando de liderar este apartado.
  • El agua es uno de los recursos que van a incrementar su valor. En esta área se desarrollan Tejidos auto lavables (el Royal Melbourne Institute of Technology está trabajando con nano estructuras de cobre que expuestas a la luz degradan la materia orgánica), Water Software & Analytics (Herramientas que ayudan a analizar y probar el agua en nuestras ciudades) o Gestión de Residuos (Uso de datos y dispositivos conectados para optimizar la recogida de residuos).
  • Los Bosques verticales: Es una nueva idea dónde árboles y humanos coexisten. Las futuras construcciones utilizarán la naturaleza en pro a la regeneración del medio ambiente. El Hotel Renaissance Barcelona Fira o el trabajo de Stefano Boeri son ejemplos de este tipo de desarrollo urbanístico.
  • Año Internacional del Turismo Sostenible: La sostenibilidad ha sido el ‘leit motiv’ de la 37ª edición de Fitur. Los viajes y el turismo generan en la actualidad 7.600 millones de dólares —un 10% del PIB mundial—, creando unos 277 millones de empleos cada año, según el WTTC. Las previsiones para 2017, según una encuesta de Booking, apuntan a que este año un tercio de los viajeros escogerá destinos más eco-friendly (respetuoso con el medio ambiente) que en 2016; mientras que el 39% ya muestra interés en probar un eco-tour y el 79% considera importante reservar un hotel que implemente prácticas ecológicas y sostenibles.

En definitiva, la manida idea que a la luz de las crisis se alumbran las grandes oportunidades vuelve a ser aplicable. La conciencia de que estamos llevando al Planeta a un callejón sin salida, la actividad normativa nacional y supranacional, junto con la iniciativa económica empresarial nos hacen ser optimistas respecto a la capacidad que tenemos como especie para vivir de una forma sostenible y evitar el calentamiento global dentro de lo posible.

Accede aquí al Estudio Completo de IPSOS sobre el Calentamiento Global: http://www.ipsos.es/node/207

[1] Informe internacional de IPSOS llevado a cabo en 27 países tras la Cumbre del Clima de París celebrada por la ONU a finales de 2015.

[2] CIS.



Antonio Gómez

Dicen que la curiosidad mató al gato… en mi caso tengo más de 7 vidas. Afortunadamente mi profesión me permite saciar mi curiosidad en múltiples mercados y disfruto ayudando a nuestros clientes a tomar e implementar las mejores decisiones para su negocio a partir de las necesidades de los individuos. El mundo cambiante genera retos constantes para las empresas y para los individuos, que somos a la vez consumidores, clientes y ciudadanos. Mi pasión: entender este mundo cambiante y generar el conocimiento para adaptarnos a él. Otras pasiones: el buceo y los gatos (por separado!!)

1 comentario

  1. nose nomeacuerdo

    como me ha gustado este articulo, por dios, que bueno… y que guapo es el chico de la foto

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS