Community Managers: ¡cuánta razón tenía Aristóteles!

Community Managers: ¡cuánta razón tenía Aristóteles!

Para comprender la figura de los Community Managers, debemos retroceder mucho en el tiempo. Hace más de 2.300 años Aristóteles ya lo adelantó: “el Hombre es un ser sociable por naturaleza, pues para satisfacer sus exigencias físicas y espirituales necesita vivir en sociedad, ya que, al ser una criatura racional e individual, no es autosuficiente y requiere la ayuda y protección de los demás de su especie, por ello forma comunidades”.

Aristóteles, no fue sólo un filósofo reconocido, sino también un estratega de Marketing.

En una sociedad como la actual, tan acelerada y competitiva, esta realidad es aún más patente: el ser humano necesita crecientemente expresarse (ser escuchado) y ser reconocido (aceptado) por la comunidad. Según esto, no es de extrañar el tremendo auge de las Redes Sociales. Así, si en el año 2009 en España la mitad de la población de 18 a 65 años utilizaba alguna RRSS, hoy ese nivel se sitúa ya casi en el 90%, o lo que es lo mismo, casi 20 millones de usuarios, lo que conforma ya un “país social” con más habitantes que Rumanía, Grecia, Países Bajos o nuestros vecinos Portugal.

Las marcas no pueden obviar esta realidad.

Lo que tradicionalmente hemos llamado “Internet” desde la época en la que jugábamos con nuestro Spectrum o Commodore, ha revolucionado la forma en la que el consumidor se relaciona con las marcas. Ahora el consumidor tiene acceso inmediato a multitud de información, opiniones y valoraciones sobre productos y marcas, lo que hace que cambie enormemente su “path of purchase”, contando en ocasiones, cuando decide la compra, ¡con más información que el propio vendedor!

Este earned media es tan importante para las marcas que, para la mayor parte de las categorías de producto, es el punto de contacto más influyente de cara a generar una predisposición a la compra de una marca, o por el contrario rechazarla, por lo que su gestión se convierte en crítica para las marcas, y esto va siendo día a día más importante gracias al fenómeno de las Redes Sociales, las cuales facilitan al consumidor expresar su opinión sobre categorías y marcas, y compartirla de una forma masiva e instantánea.

Al consumidor por tanto ya no le vale que la marca le “venda” su propuesta de valor de una manera unidireccional, sino que quiere mantener un diálogo con la misma: quiere escuchar y también ser escuchado, y en las Redes Sociales hoy tiene una audiencia de casi 20 millones de personas en España.

Hoy, como siempre, las empresas buscan vender, no hay otra. Sin venta “no hay alegría”, pero para ello hoy deben gestionar otra métrica básica en el proceso: el engagement con su target. Según el estudio Meaningful Brands (1) al consumidor no le importaría que desapareciesen el 70% de las marcas, por lo que construir marcas relevantes se torna en algo crítico, y sin crear ese engage, o vínculo emocional con su target, será difícil conseguirlo, abocando a la marca a luchar por share of market vía precio o promoción.

La explotación de las Redes Sociales, dentro de la estrategia de comunicación de las marcas, facilita la construcción de ese engagement, dotando de “alma” a las marcas, diferenciándolas, haciéndolas cercanas y deseables para el consumidor al entender este que hablan su lenguaje, entienden sus problemas e inquietudes, y le aportan información de valor más allá de tratar de venderle su producto.

El Community Manager surge inicialmente en las empresas porque es “lo que se lleva” y hay que crear y gestionar los perfiles sociales de las marcas: “se pone la oreja” en la red para escuchar al consumidor y responder a sus inquietudes, algunas, o quejas, muchas, de una manera reactiva… Hoy esto ha cambiado (o debería) siendo más una figura proactiva que debe buscar y generar contenido de valor para el consumidor, lo difunde, e implica y busca la complicidad de su target para generar engagement, y con ello seguro que recomendación.

Hoy, todos, deberíamos ser Community Managers en nuestras empresas.

(1) Fuente: Havas Media

 

 

 

 

 



Fernando Macías

Podría definirme como un apasionado del mundo del Marketing, el Research, la Comunicación y las Nuevas Tecnologías. Mi paso por Agencias de Medios e Institutos de Investigación me han permitido disfrutar de todas estas áreas y aprender mucho. El aprendizaje más importante es que queda todo por aprender. Soy muy curioso y analítico. Me gusta ir más allá de lo evidente, y salirme de la zona de confort. Me encantan y motivan los nuevos retos. A la hora de relajarme; una casa rural o un día de senderismo con mi familia, me llenan de vida.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS