Dulces Delirios

Ipsos ha realizado un estudio en 23 países con cerca de 20.000 entrevistas en el que se identifican las principales tendencias a nivel global. Un aspecto importante tiene que ver con la salud y el cuidado.

En España un 87% de los españoles consideran que comer sano es lo más esencial para tener buena salud. En esta línea existen diferentes acercamientos a lo que se considera saludable o no y a cuáles son los ingredientes y productos que pueden resultar beneficiosos para el organismo. Así como algunos ingredientes y productos han experimentado un gran auge por su relación con una vida saludable como los súper food, otros han acabado en el ojo del huracán por todo lo contrario. Esto es lo que está ocurriendo con el azúcar. El azúcar está en el punto de mira de consumidores y fabricantes como ya ocurrió con otros ingredientes como la sal.

Existen muchos ejemplos de esta exposición del azúcar que ayudan a entender un poco el contexto actual:

  • Según la OMS en la nueva directriz sobre la ingesta de azúcares para adultos y niños ᴵ, se recomienda reducir el consumo de azúcares libres a lo largo del ciclo de vida. Tanto para los adultos como para los niños, el consumo de azúcares libres se debería reducir a menos del 10% de la ingesta calórica total. Asimismo, una reducción por debajo del 5% de la ingesta calórica total produciría además beneficios adicionales para la salud.
  • Recientemente, la Sociedad Española De Nutrición Comunitaria ha presentado una nueva pirámide de la alimentación saludable en el informe técnico “Guías alimentarias para la población española” (SENC, diciembre 2016) ² y el azúcar añadido no sólo está en la punta de la pirámide, sino que se recomienda su consumo de forma opcional, ocasional y moderada.
  • A nivel más de actualidad, no se puede perder de vista la entrada en vigor del impuesto sobre las bebidas azucaradas en Cataluña.

En este contexto, la gran pregunta es: ¿es todo el azúcar igual? La respuesta es no. El azúcar está presente de forma natural en diferentes ingredientes como la fruta si bien, y sin entrar en tecnicismos, no es lo mismo el azúcar natural (intrínseco) de los alimentos que el azúcar añadido (libre). El azúcar añadido es todo aquel azúcar que se añade de forma artificial a muchos productos elaborados.

En la sociedad actual, cada vez somos más conscientes de la necesidad de reducir la ingesta de azúcar, pero… ¿sabemos realmente la cantidad de azúcar que ingerimos a diario?

Existe cierto desconocimiento sobre la cantidad de azúcar que se consume, pero lo más curioso es la diferencia de percepción entre el azúcar que consumen los demás y el que consumimos nosotros mismos. Según el estudio de Ipsos, un 65% de los españoles piensan que el resto del país está consumiendo demasiado azúcar mientras que sólo un 42% considera que ellos mismos consumen una cantidad mayor de la recomendada; esto supone una diferencia de 23 puntos.

El tema de la percepción nos lleva a una pregunta clave: ¿es importante que pensemos que el resto del país consume más azúcar que nosotros? Y la respuesta es sí ya que como muestra el trabajo de Robert Cialdini ³, estamos muy influenciados por las normas sociales así que lo que creemos o pensamos que hacen los demás importa. Es más probable que tomemos una bebida azucarada si pensamos que todo el mundo no sólo la está tomando, sino que está tomando mucha más que nosotros. Igual que ocurre con las noticias falsas, a menudo la percepción es más importante que la realidad.

El tema de la percepción entre lo que hacen los demás y lo que yo hago es muy interesante ya que se genera una disonancia entre el consumo real de azúcar y la percepción del azúcar consumido. En este sentido, el azúcar añadido y la multitud de nombres que se utilizan para hacer referencia a este ingrediente pueden contribuir a esta confusión.

Para hacer un consumo adecuado de azúcar y comer sano para tener una buena salud, es necesario saber cuánto azúcar consumimos, pero… ¿cómo buscar el azúcar que contienen los productos si no somos conscientes de que consumimos más azúcar del necesario?

¿Cuál es el punto de vista de Ipsos?

El azúcar se puede consumir, pero en su justa medida. En esta línea y pensando en las tendencias, sería muy positivo reducir la cantidad de azúcares añadidos de los productos así como fomentar una alimentación y unos hábitos más saludables para conectar con los consumidores y sus necesidades.

http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugar_intake_information_note_es.pdf
² http://www.nutricioncomunitaria.org/es/noticia/se-presentan-las-nuevas-guias-alimentarias-para-la-poblacion-espanola-elaboradas-por-la-senc-con-la-
³ www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/15534510500181459


Regina Arenas

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS