Incertidumbre y tradición

Incertidumbre y tradición

Las personas siempre hemos sido sensibles al cambio y ya decía Heráclito “lo único constante es el cambio”. El cambio lo vivimos de manera diferente, a veces lo vemos como una amenaza, a veces una oportunidad. En IPSOS hemos realizado un estudio en 23 países, con cerca de 20.000 entrevistas, donde detectamos que los humanos nos esforzamos por un futuro mejor, pero a menudo anhelamos el pasado.

La reflexión que a continuación se dispone a leer le puede parecer un poco (eufemismo) pesimista, pero nada más lejos de mi intención. El slogan de Ipsos es “Game Changers” por lo que no sólo abrazamos los cambios sino que somos fuertes impulsores de los mismos – agradecería leer mi última cita de este artículo.

Pues bien, ¿qué hemos descubierto? Se detecta una preocupación persistente por la dirección del cambio (a peor). Para 8 de cada 10 entrevistados el mundo es considerado …

… un lugar cada vez más peligroso(a pesar de que el suicidio mata a más personas que todas las guerras, el terrorismo y la delincuencia juntos)

… y que está cambiando demasiado rápido, lo que va en contra a la tendencia global hacia un deseo de frenar y simplificar la vida.

Incidiendo un poco más, es importante resaltar que un 59% manifiestan que “más y más” no se identifican con lo que su país se ha convertido y el 46% admite “sentirse como un extraño”. Un 40% consideran que se sienten “abandonados” por el progreso y los cambios: todo bajo el denominador común que se sustenta en el Brexit, el auge de Trump, de los partidos de ultra-derecha de Europa Occidental y de los populismos.

Y todo esto nos lleva a una sensación de cambio perjudicial – hay una mayor convicción (68%) de que “cualquier tiempo pasado fue mejor “a lo que se añade que el 80% nos hable de que el respeto a las “tradiciones es importante para ellos”.

Estos asuntos político-sociales, ¿cómo afecta a nuestro YO Persona? Pues curiosamente o no, encontramos un reconocimiento de que la toma de riesgos (antaño era menos necesario estar reinventándote constantemente) es cada vez más necesaria para lograrel éxito personal y profesional.

Y como dicen los ingleses “and so what? – ¿a qué nos lleva todo esto?

¿Cuál es el punto de vista de Ipsos?

Las personas tenemos una relación compleja con el cambio; “Ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedio: contigo porque me matas; y sin ti porque me muero”. Y es que el tradicionalismo y la nostalgia son atractivos y poderosos.

La gente quiere una sociedad que una lo mejor de las tradiciones pero sin dejar de lado el progreso (vamos como mis hijos – y con eso quiero decir que somos caprichosos, si y qué?)Esto nos lleva a crear un territorio desafiante que requiere una navegación cuidadosa por parte de gobiernos, empresas y marcas. ¿Cómo pueden absorber el cambio hacia adelante y hacia atrás, proporcionando la emoción delonuevo con la tranquilidad del pasado?

Una cosa que tendrán que cambiar es la narrativa en torno al cambio, presentando sus ventajas, proporcionando comodidad al mismo tiempo que ser honestos sobre desventajas, equipando a la población y consumidor con las habilidades y la confianza para abrazarla, sin caer en el paternalismo.

Tomando prestados los modelos utilizados por los consultores de gestión del cambio, tal vez estamos en la fase de “Crisis” y tenemos que trabajar hasta la “Aceptación” del cambio. Pero esto parece excesivamente optimista y difícil de reconciliar con lo que nuestra investigación ha demostrado en cuanto a una realidad bastante distorsionado con una profunda desconexión con la democracia (recuerdo significado: forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la ciudadanía).

Si el cambio es el “new normal” la gestión del cambio también debe serlo. Y eso lleva a que los “líderes (de un país o de una compañía)” lideren el cambio de una manera que denel control a las personas / consumidores / clientes.

Cita final de un Game Changer – Película El tercer Hombre con Orson Welles“en Italia, en treinta años de dominación de los Borgia, hubo guerras matanzas, asesinatos… pero también Miguel Ángel, Leonardo y el Renacimiento. En Suiza, por el contrario, tuvieron quinientos años de amor, democracia y paz. ¿Y cuál fue el resultado? ¡El reloj de cuco!” –

¿Qué queremos? Yo lo tengo claro



Antonio Hernando

Más de 20 años de experiencia en Marketing e Investigación de Mercados, aunque vividos son más de 100 :) Apasionado de la innovación y la estrategia competitiva, he dedicado toda mi vida profesional a asesorar a grandes compañías multinacionales en sus procesos de innovación, posicionamiento y construcción de marcas. Economista e investigador de mercados, por devoción, sigo esperando encontrar un rival que me pueda ganar al "mus".

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS