Infinity Channel: la nueva realidad

Infinity Channel: la nueva realidad

Esta es la historia de María, tiene 43 años, como todos los días sale cansada después de todo el día en el trabajo. Al menos en el metro puede leer el periódico en el móvil. Al abrir la aplicación ve que le han mandado publicidad de unas vacaciones en Portugal. ¿Cómo sabrán que quería ir allí en verano? – piensa en voz alta-. Voy a ver los anuncios que tiene esta página y si está bien valorado el apartamento, lo reservo y eso que me ahorro de hacer este fin de semana…

María recuerda cuando veía los anuncios de apartamentos en la playa y tenía que pasar horas llamando por teléfono o escribir miles de mails para preguntar y reservar. Ahora lo puede hacer todo desde la misma página y suspira aliviada… uffff ¡así podré ir a hacer yoga el sábado por la mañana!

Está tan contenta, que abre su Facebook para contarle a todo el mundo dónde se va de vacaciones y “le aparecen” unos bikinis de muerte para llevarse a la playa de Portugal. Todavía María no se atreve a comprarlos sin probárselos y no tiene manera de ver cómo le quedarían si no va a la tienda. Porque cada canal le proporciona una experiencia diferente. Todavía no están integrados. Todavía están en modo Omnichannel. Para María no supone un gran problema todavía, pues está acostumbrada a sumar canales desde que nació a salir de uno para entrar en otro. Pero reconoce lo fácil, simple y cercano que resulta poder alquilar un apartamento con un solo clic, una sola experiencia que le “regala” tiempo para poder dedicarse a ella.

Es la historia también de su hija Alexandra, que tiene 12 años y le encanta buscar los vídeos de sus cantantes preferidas en YouTube y compartirlos con sus amigas en su grupo de Musicali. Alex se sabe todas las canciones porque encuentra las letras en Internet y se hace unos vídeos increíbles que luego sube a la aplicación. ¡Tiene las mejores valoraciones entre sus amigas!

Y por supuesto la de su hijo Eric, que tiene tan solo 8 años y le encanta jugar con sus Legos, pero también construir mundos en Minecraft. Esta vez ha hecho una casa impresionante porque encontró un tutorial en YouToube lleno de trucos. Además un amigo le ha contado que pueden jugar on-line los 2 y construir al mismo tiempo desde Internet – ojalá su madre le deje.

Estas historias son las nuestras, las de nuestros hijos y amigos. Los nuevos Shoppers 5.0. Son autónomos y saben moverse en cualquier entorno. Toman sus propias decisiones, sin ayuda de sus padres. Han nacido así y no hablan de canales, sino de experiencias. Estos nuevos compradores (y cuanto más jóvenes todavía más) lo quieren todo, cerca, rápido y simple. Porque sobre todo son digitales. Quizás porque es la tecnología es lo que les hace la vida más fácil y les pone en el centro a con un solo clic: decisiones a medida e integradas para moverse de forma holística en el canal Infinito.

Oportunidades Infinitas también de estar con María, Alex y Eric para las marcas. Supone un fluir con ellos integrados 365 días al año, 24 horas al día y en cualquier parte del mundo. Porque María, ni siquiera es como su madre, y ni hablar de Alexandra y Eric. Cuando nació María solo podía comprarse un pantalón en una tienda en la calle, y si acaso por catálogo….

Pero ahora puede ver lo que se lleva on-line, ir a probarse lo que le ha gustado a una tienda, comprarla on-line para no hacer colas y si quiere recogerla en esa misma tienda para poder dejar en un punto blanco la ropa usada y así tener 5€ para su próxima compra. María no es solo una shopper en el momento que se compra el pantalón, lo es desde que coge el móvil para leer el periódico todos los días al ir y volver del trabajo.

Si no le proporcionamos a María una buena experiencia, no volverá y puede que hasta nos ponga una mala crítica en la página web. El proceso de compra empieza todos los días en el metro y acaba con una foto en el Facebook o una reseña positiva en un blog de moda. ¿Están las marcas preparadas para entender a María? ¿Para ponerse en sus zapatos?

¿Lo están para ponerse en los de Alexandra y Eric, que han nacido en el Infinity Channel y saben lo que quieren y dónde está, desde que tienen uso de razón? ¿Lo están para responder al Shopper que llega acostumbrado a pasar de un canal a otro sin notar el cambio ni la disrupción?

El gran reto de las marcas y los fabricantes es aprender a moverse a su ritmo, cada vez más rápido y tomar las decisiones que cubran sus necesidades, no venderles productos.

Dejemos de mirarnos el ombligo y seguir metiéndonos en cajitas, del mismo modo que estamos organizados, y pensemos en grande: hay infinitas posibilidades para los que se atrevan y traspasen las líneas.

Ya no es todo blanco y negro. On y off.  Realidad o realidad aumentada. Ahora es todo eso junto e integrado. Ahora estamos en el Infinity Chanel: no hay que elegir, hay que integrar, porque para María, Eric y Alex, lo que importa no es el canal: es la experiencia. Hay que aprender a estar donde está cada uno de ellos y hablarles en su mismo lenguaje.

 

 



María José Lechuga

A través de la Investigación, qué es mi pasión, he ido desarrollando mi vocación, que se ha ido consolidando a través del trabajo en consultoría del Shopper, con múltiples equipos de personas y en diferentes entornos competitivos. Para tomar las decisiones correctas es necesario contar con la información adecuada: es necesario Investigar, construir estrategias más allá de lo observable a primera vista, desmitificar. Disfruto viajando, conociendo gente y amo el cine y todavía disfruto más si es acompañada de esos 4 ojitos que lo ven todo en casa con un prisma nuevo y con más ganas de descubrir aún más que yo, si cabe: mis 2 niños.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS