La salud en nuestras manos

La salud en nuestras manos

La humanidad goza hoy de mayor salud que nunca, así como de una creciente capacidad para controlar y elegir los tratamientos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la educación en salud como una piedra angular en la promoción de la misma.

Los datos procedentes de la Encuesta Global de Tendencias muestran una imagen heterogénea de los países en términos de cómo la población general se siente de empoderada cuando se trata de su salud, así como de la satisfacción global con ésta y los sistemas de salud.

Asimismo, cada vez existe una mayor conciencia acerca del impacto de nuestros estilos de vida en la salud: 9 de cada 10 españoles afirman que lo mejor que pueden hacer por su salud es tener una buena alimentación.

¿El conocimiento es poder?

No está claro si un mayor acceso a la información se traduce en un mayor control de los ciudadanos a la hora de buscar alternativas de salud. Éste dependerá de factores culturales, satisfacción con los sistemas de salud, cómo uno perciba su propia salud general, etc.

En el caso de España, somos un país en el que la opinión y la recomendación del médico resultan cruciales. España se sitúa a la cabeza cuando se trata de seguir el consejo del médico. Y es, además, el país con una menor proporción de individuos que buscan información alternativa al consejo médico.

Esto no significa fe ciega en el médico: una gran mayoría buscaría una segunda opinión en case de no fiarse del diagnóstico del profesional sanitario.

La salud en nuestras manos

En España, algo menos de la mitad de los individuos afirman estar satisfechos con el sistema de salud, una valoración inferior a la de la mayor parte de países de nuestro entorno participantes en la encuesta. Algo paradójico si tenemos en cuenta el alto grado de seguimiento de la opinión del médico. Es decir, se tiende a valorar positivamente al personal sanitario, pero no tanto al sistema en su conjunto. Por otra parte, tan sólo un 10% vaticina que dicho sistema sanitario mejorará en los próximos años.

Y esto, en un contexto en el que la mayoría sostiene que les gustaría tener más control acerca de las decisiones sobre su salud y buscan información sobre cualquier medicamento que el médico les haya prescrito.

En paralelo, cada vez existen más ciudadanos que creen que podrán tomar sus propias decisiones en el ámbito de la salud en base a la información disponible.

LO QUE IPSOS PIENSA

La forma en que participamos en nuestra propia salud está cambiando. Los sistemas de salud tendrán que emplear diferentes estrategias para mantener alejadas las ansiedades y aprovechar el apetito por el control y la información sobre salud con el fin de satisfacer las necesidades de la población.



Ana Martínez

Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología y dedicada a la investigación de mercados desde hace más de 15 años. Me encanta este mundo y me considero una privilegiada por haber trabajado tanto en consumo como para industria farmacéutica. Me ha dado la oportunidad de trabajar no solo en España, sino también en México DF y en Londres. Los últimos años he estado centrada en el sector salud, un entorno apasionante por los cambios que están sucediendo constantemente. Disfruto de la lectura.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS