Si yo fuera rico…. ¿cómo serían mis vacaciones?

Si yo fuera rico…. ¿cómo serían mis vacaciones?

Ya han pasado algunas semanas desde la Vuelta al Cole y aún seguimos preguntándonos unos a otros: ¿qué tal las vacaciones? ¿dónde estuviste?

Por eso, aprovechando el día Mundial del Turismo, queremos compartir lo que hemos aprendido acerca de los viajeros estadounidenses con ingresos anuales de más de 100.000 dólares… ¿serán sus vacaciones iguales que las nuestras?

Según el barómetro IpsosAffluentSurvey USA, April 2017,los ricos estadounidenses gastan al año 4,8 veces más en billetes de avión que quienes no son tan ricos en el mismo país;4,2 veces más en comida; 4,7 en alojamiento; 6,2 en equipaje y 4,6 en bebida.

En busca de nuevas experiencias y de relajación

Los datos indican que el 79% de estos viajeros prefieren ir a un destino al que no han ido anteriormente; el 66% viajan en busca de experiencias y el 58% cuentan con una lista de lugares pendientes de visitar.

Además, el porcentaje de estos viajeros que prefieren unas vacaciones para relajarse ha aumentado 10 puntos respecto a 2017. Así, la playa y pasar tiempo con amigos y familiares han sido los planes mayoritarios para sus vacaciones de este verano.

La conectividad y la tendencia “bleisure” (business + leisure)

Pero no todo es desconexión y relajación, ya que, para este tipo de viajero, la línea que separa los viajes de ocio y los viajes de trabajo se está haciendo cada vez más difusa. Con el tiempo ha ido aumentando el número de viajeros de negocios que añaden uno o varios días a su estancia para tomarse un tiempo libre y hacer turismo. Es lo que se viene llamando la tendencia “bleisure”

Así, según el barómetro IpsosAffluentSurvey USA, el 41% combina ocio y trabajo en un mismo viaje, lo cual representa un 14% de lo que sucedía en 2015.

Es,por ello,un turista que busca estar conectado en todo momento. Así, el 88% usa algún dispositivo durante las vacaciones y el 50% accede a su correo electrónico del trabajo. El acceso a WiFiya es el segundo requisito a la hora de elegir un hotel.

Respecto a los datos recogidos en 2015, el viajero rico estadounidense utiliza en mayor medida su teléfono móvil a la hora de planificar su viaje y de organizar actividades durante el mismo. Los datos muestran que, en solo dos años, el número de viajeros dispuestos a comprar el billete de avión a través del móvil se ha multiplicado por dos, un 40% más planifica los hoteles en los que se alojará y un 69% más utiliza este dispositivo para sus actividades de ocio mientras viaja.

La confianza en las recomendaciones y la información que hay en la red

Este estudio también nos muestra que la planificación de las vacaciones suele comenzar de 3 a 6 meses antes del viaje. Y es aquí donde comienza la experiencia; una experiencia que eseminentemente social, desde las primeras consultas a familiares y amigos hasta que se comparte con otros, tanto en el mundo offline como en el online (con posts en buscadores y en Redes Sociales).

Así, la planificación busca responder a varias preguntas: ¿Dónde? ¿Con quién? ¿con qué presupuesto cuento? ¿cómo puedo ir? ¿dónde me puedo alojar? ¿qué cosas puedo hacer allí?

Tras la consulta a amigos y familiares, el siguiente paso es investigar en la red y recopilar información acerca del destino en busca de inspiración. Es entonces cuando dedica su tiempo a leer los comentarios y valoraciones de los hoteles. Con todo ello, el viajero ya está en condiciones para cerrar su itinerario.

La personalización y las experiencias únicas como motivación a la hora de buscar alojamiento

Por último, entre la información recogida, destacamos que,aproximadamente una cuarta parte de estos viajeros prefieren alquilar un apartamento/Airbnb a alojarse en un hotel (el 22%). Las principales razones son:más espacio y mayor privacidad, que ofrecen una experiencia “más personal y con más personalidad”, que permiten una mayor inmersión en la cultura y que es posible estar con más personas.

Según esto, la oportunidad para las marcas está en aprovechar el mayor gasto que suponen los períodos vacacionales para los viajeros ricos (y para los no tan ricos) y en responder a demandas de viajeros que, cada vez más, buscan relajación, pero al mismo tiempo están más conectados; que pueden combinar ocio y trabajo en un mismo viaje y que buscan experiencias “con personalidad”. Y siempre sin olvidar que compartirán sus experiencias (buenas y malas) para ser inspiración de otros.

Y, mientras tanto, nosotros seguimos mirando de reojo el calendario y contando los días que faltan para disfrutar de nuestras próximas vacaciones.



Olga Pérez

Doctora en Psicología he dedicado a la investigación cualitativa más de 20 años. Todo comenzó un buen día, cuando descubrí que pagaban por preguntar, aprender y descubrir cosas. Me gusta todo lo relacionado con el Marketing: el consumidor y sus motivaciones, el posicionamiento y reposicionamiento de las marcas, las tres Ps… Y, cuando no estoy preguntando, disfruto mucho entrando en una sala de cine o teatro para que me cuenten una historia.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS