Tus empleados, los mejores embajadores de tu marca

Tus empleados, los mejores embajadores de tu marca

El 80% de los españoles con acceso a Internet usa las redes sociales a diario, la mitad de ellos pasa al menos media hora en ellas y un 56% afirma que el principal uso que les da es para informarse de la actualidad. Con estos datos se hace incuestionable que cualquier plan de comunicación corporativo tenga presente a las redes sociales. La cuestión para las empresas es, ¿en qué redes debo de estar presente?

Cada red social tiene unas características determinadas por el perfil de su audiencia. Como compañía debes elegir estar en aquellas redes donde se encuentra tu audiencia y que a la vez cubra tus intereses. Pero estar presente en redes sociales, ser activos, compartir contenido atractivo o de interés para tus seguidores, no te asegura alcanzar la visibilidad que desearías. Entonces, ¿cómo puede una empresa ampliar el impacto de sus contenidos en las redes sociales? La respuesta es clara, a través de sus empleados.

Fuente: Estudio Navegantes en la Red 2017, AIMC

 

A día de hoy, Ipsos está presente en Twitter y LinkedIn.

Aunque Twitter sigue perdiendo usuarios año tras año, se posiciona como la red más utilizada para cuestiones de reputación corporativa, así lo afirman los miembros del Consejo de Reputación que forman parte del Reputation Council, estudio anual que realiza Ipsos, Twitter es la plataforma preferida para conectar directamente con los stakeholders con mayor influencia, como son los medios. Permite crear un flujo de información entre ellos y la organización, que facilita amplificar el impacto de las noticias que publicamos.

Twitter también es una herramienta para identificar tendencias emergentes gracias a los #hashtags, lo que facilita la puesta al día de sus usuarios. Para una marca es vital ligarse a esas tendencias, posicionarse sobre las mismas y en muchos casos, ser ellas las propias creadoras de dichas tendencias. Todo esto adquiere mayor relevancia cuando hablamos del perfil de una empresa de investigación de mercados, donde somos expertos en el conocimiento de la sociedad, los mercados y el consumidor. Nos convertimos casi en un medio de comunicación para nuestros seguidores y a la vez, somos generadores de contenidos para los medios.

Por su lado, Linkedin se mantiene como la gran red social profesional. Además, junto con Instagram, es otra de las plataformas más utilizadas por los miembros del Consejo de Reputación Corporativa. Su punto fuerte es el perfil de la audiencia. Una audiencia más informada e influyente, con la que puedes elevar el discurso de los contenidos frente a otras redes sociales. Linkedin nos permite conectar directamente con nuestros clientes y clientes potenciales, aportándoles valor añadido a través de los contenidos que publicamos.

Pero como comentaba al principio, estar presente en redes sociales y compartir información de interés para tus seguidores, no te garantiza alcanzar la visibilidad que desearías. Los españoles ya atendemos de media a casi 5 redes sociales según el Estudio Anual de Redes Sociales 2017 de IAB, de ahí que se produzcan descensos en el tiempo que estamos en cada red social y repartamos más nuestra atención. Esto hace necesario buscar otros recursos para garantizarnos una visibilidad mayor, tenemos que conseguir que nuestros contenidos lleguen más allá de nuestra audiencia. Los empleados serán nuestros aliados para alcanzar este objetivo.

Es en este punto donde nos encontramos con que la comunicación externa va ligada de forma indiscutible a las políticas de recursos humanos de una compañía. No hay mejores embajadores para una empresa que el personal que la forma. Estamos en la era de la humanización de las redes sociales, y ello conlleva dotar de poder a los empleados para que actúen de portavoces de tu marca. Conseguir que tus empleados participen en las redes sociales, conlleva que estos se sientan orgullosos de la empresa en la que trabajan, de lo que hacen y se sientan comprometidos y responsables hacia la misma. Las compañías deben de promocionar internamente el conocimiento de los valores corporativos, de la visión, del posicionamiento. Además de dotar de información sobre el sector y mercado en el que trabajamos, así como el perfil de los clientes. Con estos deberes hechos, nuestros empleados se sentirán legitimados y empoderados para comenzar a ser la voz de la compañía en sus propias redes sociales.

En este proceso ambas partes ganan, porque cuando un empleado utiliza sus redes sociales como un ciudadano normal para hablar de temas ligados a su organización, está elevando su perfil profesional, tanto hacia su empresa como externamente. No podemos obviar que cada vez más las compañías utilizan las redes, sobre todo Linkedin, para marketing de empleo. Los contenidos que publicamos hablan de nosotros, tanto a nivel personal como profesional. Al final nuestros perfiles son nuestra tarjeta de visita. Para la empresa, contar con la participación de los empleados en las redes sociales les permite humanizar a la compañía. La audiencia le pone cara y voz a nuestra marca.

En definitiva, los empleados tienen el potencial de defender y promover la organización a través de las redes sociales, con una credibilidad mayor a la de cualquier medio de comunicación corporativa. Dan una visión más cercana y accesible de nuestra empresa.

Las compañías capaces de sacarle partido al apoyo de sus empleados en las redes, se dotarán de una voz corporativa creíble, con la capacidad de penetrar en el panorama comunicacional con una ventaja competitiva relevante que las hará diferentes.

 



Almudena Pérez

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas en mi querida y natal Salamanca. Comunicadora de nacimiento y sociable por naturaleza. Soy de las que piensa que sin una buena comunicación difícilmente las cosas pueden ir bien, esto lo aplico tanto en mi vida personal como profesional. Soy afortunada de disfrutar cada día en mi trabajo y de seguir comprobando que cuando uno se lo propone, con un poco de motivación, puedes llegar hasta donde quieras. Mi complemento favorito es la sonrisa y mi actitud ante la vida es no dejar de bailar.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS