“Yo vs. Nosotros”; ¿Es nuestro mundo cada vez más liberal?

“Yo vs. Nosotros”; ¿Es nuestro mundo cada vez más liberal?

¿Ha muerto el sueño liberal de vivir en sociedades con libertad tanto religiosa como sexual, regidas por el derecho a la igualdad y la autonomía personal? En países como en India la popularidad de grupos extremistas nacionalistas que hacen campaña contra los derechos de las mujeres no para de crecer. Hace menos de un año, el 46% de los estadounidenses votaron a favor de un líder proteccionista que continúa pretendiendo bloquear la entrada de inmigrantes. Desde que Donald Trump es presidente, los supremacistas blancos han pasado de ser sobre todo un movimiento online a ser un movimiento “en el mundo real” que ha convocado muchas marchas por todo EE.UU, que culminaron en Charlottesville el pasado 12 de agosto. Pero no tenemos que irnos tan lejos. Europa se ve sumida en cada vez más frecuentes atentados perpetrados por grupos islámicos radicalizados, el último en Barcelona. Una de las consecuencias directas en países como Francia, Alemania, Holanda, Gran Bretaña e incluso Finlandia y España ha sido un visible incremento en el clamor popular contra el Islam. Estamos entrando en algo similar a una guerra cultural. Somos vulnerables al racismo, tribalismo y las visiones conflictivas respecto al camino que seguir para nuestra sociedad.

Entonces, ¿es nuestro mundo más o menos liberal? El estudio de Global Trends de Ipsos pinta un cuadro muy complejo. Cada vez es mayor nuestra tolerancia “teórica” hacia las elecciones de carácter más individual, tales como los derechos LGBT o la igualdad de género, así como hacia la diversidad; pero nuestros datos sugieren que esta visión no se ha extendido del todo a cómo preferimos que sea nuestro entorno más próximo.

La mayoría de nosotros queremos vivir nuestras vidas en nuestros propios términos. Globalmente, ocho de cada diez (76%) decimos que queremos ser personalmente autónomos y depender cada vez menos de ningún tipo de autoridad externa. Esta idea resulta particularmente atractiva en las economías emergentes: para los ciudadanos de China (88%), Perú (87%) y Brasil (84%). Pero también es muy importante en Europa y Norteamérica: España (83%), Italia (77%), Canadá (70%). Estados Unidos (67%) y Gran Bretaña (63%) están también de acuerdo. Y creemos que vamos mejorando. Más de la mitad (51%) de los españoles pensamos que tenemos más oportunidades para ser libres y fieles a nosotros mismos de las que tuvieron nuestros padres.

En todo el mundo, nuestro apoyo a las opciones individuales de estilo de vida es cada vez mayor, particularmente en las economías emergentes. La mayoría de los entrevistados piensan que el colectivo LGBT debe ser libre para vivir su vida como desee: 74%, por encima del 70% que se obtuvo en 2014. En países con una historia de movimientos a favor de los derechos homosexuales, el apoyo es aún mayor: España es el líder con un 90% de ciudadanos de acuerdo, seguido de Alemania (88%), Bélgica, Gran Bretaña y Canadá (todos con un 87%); pero también por economías emergentes como México (84%) y Argentina (83%). De los 22 países en los que se ha realizado la encuesta, 17 han experimentado un incremento desde 2014.

Las actitudes hacia la igualdad de género también han mejorado desde 2014. De media, el 57% de los habitantes del mundo están de acuerdo con que las cosas irían mejor si más mujeres ocuparan puestos de responsabilidad tanto en el sector público como privado. India, Turquía y Sudáfrica son los países con mayor nivel de acuerdo (79%, 72% y 70% respectivamente), lo que representa cambios sociales importantes en los mercados emergentes. En España estamos en el 62%, un nivel similar al del resto de países europeos.

Si nuestras expectativas de libertad individual son cada vez mayores, independientemente de la cultura en la que vivamos, ¿cómo nos sentimos acerca de nuestra propia comunidad y el mundo que nos rodea?

El 72% de nosotros desea vivir en comunidad, pero rodeados por personas que compartan nuestros valores y puntos de vista. Como era de esperar, los valores son más elevados en culturas más colectivas como China (83%), Perú (83%), e India (81%), pero también es la creencia dominante en las economías más establecidas como Estados Unidos (79%), Gran Bretaña (76%) y España (73%).

No es un resultado tan sorprendente si consideramos cuáles son hoy en día nuestras principales anxiedades:  Ocho de cada diez personas, tanto a nivel global como en España, opinan que el mundo actual cambia demasiado rápido. Igualmente, en la España actual el 57% encuentra que la gente era más feliz en el pasado, cuando tenía menos problemas de los que ocuparse (en 2014 era el 48%) A nivel global, el dato asciende al 68%.

Igualmente, el 82% de los habitantes del planeta creen que vivimos en un mundo peligroso (España 80%), no hay apenas diferencias entre las economías emergentes y los países con mayor nivel de desarrollo. Algo más de la mitad de nosotros (55%) a nivel global piensa que hay demasiados inmigrantes en el país en el que vivimos, una creencia que no encaja demasiado bien con el deseo de vivir en una sociedad más abierta y tolerante. Para España, el dato es muy similar, 52%. Además, es muy alto el porcentaje de españoles que encuentra que ahora somos más negativos sobre los inmigrantes y otros grupos diferentes a nosotros (78% frente a 64% a nivel global).

Desde 2014, cuando Ipsos publicó el primer estudio de tendencias globales, han pasado muchas cosas, y podríamos pensar que nuestro mundo está cambiando a pasos agigantados. No obstante, lo que nuestros datos sugieren es que nuestras actitudes van cambiando más lentamente, parece que están por encima de los sucesos inmediatos. A lo ancho y largo del planeta, cada vez estamos más a favor de permitir la libertad individual de elección, mientras que seguimos prefiriendo vivir en sociedades en las que primen los valores tradicionales que nos son más familiares.



Marta Escuin

Estudié planificación urbana, ¡pero el destino me llevó a planificar estudios de mercado¡ Disfruto especialmente este mundo cambiante, en el que los propios consumidores y la tecnología nos llevan de la mano, y en el que nunca nos apalancamos, sino que buscamos nuevas formas de hacer las cosas. Me encantan los retos, el cambio y siempre seguir aprendiendo. Disfruto explorando, siempre estoy abierta a lo nuevo, por pequeño que parezca. Y cada vez me dejo sorprender más.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias IPSOS